Cómo lograr que la gamificación realmente funcione

La gamificación es la utilización de recursos de juego en los procesos de aprendizaje para que ayuda a disminuir el temor al fracaso.

Es una gran herramienta si lo que quieres es apostar por modelos que incentiven la participación activa de tus alumnos y la motivación en el aula para salir de la rutina académica.

La gamificación traslada los juegos al ámbito educativo con el fin de obtener mejores resultados de aprendizaje.



Existen varios sistemas de gamificación que puedes implementar en el aula, tales como:

1. Acumulación de puntos: se asigna un puntaje a cada actividad y conforme se van completando las tareas se van acumulando puntos.


2. Niveles de trabajo: se definen una serie de niveles y tareas que se deben superar para poder escalar a los siguientes niveles.


3. Medallas: Se van creando desafíos que se deben superar con una serie de tareas y se otorga una medalla o premio cuando se logra.


4. Desafíos: competiciones express entre los alumnos que resulta en un solo ganador.

En los últimos años la utilización de este tipo de sistemas ha ido en aumento no solo como recurso educativo, también como imán para aplicaciones tales como Snapchat.

Una ventaja importante de esta herramienta es que con la ayuda de la tecnología los alumnos pueden seguir participando desde cualquier lugar, lo que lo hace ideal para llevarlo a cabo en toda clase de modalidades y actividades dentro y fuera del aula.

El resultado de la utilización de la gamificación si se utiliza correctamente son alumnos más motivados, atentos en clase e implicados en su proceso de aprendizaje.

Existen numerosas herramientas que te pueden ayudar para implementar esta herramienta en tus aulas tanto de forma analógica como de forma digital.

Lo importante es que selecciones el sistema y herramienta adecuado para la materia y los alumnos.



Pero si necesitas ayuda con algunas herramientas de gamificación que podrías elegir te dejamos algunos ejemplos:


1. Kahoot: se ha popularizado en los últimos años como una de las favoritas de alumnos y maestros, te permite crear divertidas encuestas sobre temas específicos que después podrás disfrutar a manera de juego con tus alumnos. Es una plataforma sencilla de utilizar y bastante divertida que logra implementar con éxito la gamificación.



2. Classcraft: Basada en los videojuegos es una plataforma en la que se puede crear todo un mundo. Los personajes colaboran para superar misiones relacionadas a temas específicos de cada materia. Se van sumando puntos y se dan recompensas según los logros que se obtienen.




3. Science quiz: Esta app tiene una serie de preguntas tipo test relacionadas con la dividas en varios niveles de dificultad ofreciendo cuatro respuestas posibles. Cada vez que se responde correctamente se reciben puntos que se van acumulando.




4. También puedes utilizar herramientas y juegos analógicos adaptados al tema o clase que estás impartiendo, por ejemplo, puedes utilizar el Jenga para hacer algún reto de preguntas y respuestas o incluso puedes armar una partida de jeopardy sobre la clase.

Conforme vayas avanzando en el proceso de gamificar tus clases te darás cuenta de que comprendes mejor el concepto y de que se vuelve más fácil integrar esta estrategia a la planificación de tus clases.




Si después de leer toda esta información aún no te convences de poner en práctica la gamificación en tu aula, déjame contarte sobre los beneficios de la gamificación:


1. Motiva a seguir aprendiendo

2. Hace más divertidas las materias y tareas

3. Facilita el proceso de aprendizaje

4. Aumenta la concentración

5. Mejora el rendimiento académico

6. Estimula las relaciones sociales

7. Mejora la utilización de la lógica y resolución de problemas


Aunque la gamificación parece algo sencilla de aplicar, debe estar correctamente planeada y aplicada para obtener los mejores resultados.

Algunos de los consejos que te damos para lograrlo son los siguientes:


1. Define el objetivo que deseas alcanzar

Establece desde el inicio que es lo que quieres que tus alumnos aprendan o cuál es las aptitudes que deseas que desarrollen.

2. Propón retos específicos.

Diseña un reto especifico y asegúrate de que tus alumnos comprendan que es lo que deben hacer y con qué finalidad lo están haciendo, hazlos recordar durante y después del reto la finalidad con la que lo están haciendo.

3. Reglas del juego

Crea las normas que se van a utilizar de forma clara y concisa y asegúrate de que todos las conozcan y las apliquen durante las dinámicas.

4. El sistema de recompensas

El sistema de recompensas es un punto clave en la gamificación, no te olvides de crear tu sistema de recompensas para la obtención de puntos o regalos.

5. Competencia sana

Asegúrate de mantener en cada una de las actividades un ambiente de competencia sana que motive a tus alumnos a continuar aprendiendo mientras se divierten.


Esperamos que este post te sea de ayuda para aplicar la gamificación en el aula, no te olvides de suscribirte en nuestro newsletter para recibir contenido adicional y novedades sobre Sieduca.